Avanzando a pesar del desaliento

Es normal desalentarnos en medio de las pruebas y las malas noticias. Somos humanos y los retos en los proyectos nos pueden hacer sentir avasallados.
Aquí una palabra de ánimo para nuestras vidas en estos tiempos difíciles.

*Del libro de Nehemias, leeremos los capítulos completos del 1 al 4.

En toda obra de construcción, trabajos de  reconstrucción, cualquier proyecto que emprendamos pasamos por momentos claves.

A. Estar motivados.
La maravillosa sensación como que todo nos es posible y nada nos detendrá hasta alcanzar el objetivo.

B. Sentirnos cansados y desanimados.
¿Qué produce este cansancio?
1. fatiga
2. frustración
3. fracaso
4. Miedo
Los obstáculos causados por problemas de salud, carencia de apoyo, falta de organización, falta de reconocimiento, temor al fracaso causado por el exceso de críticas destructivas desde afuera.

C. Tenemos dos opciones
▶️   Darnos por vencidos
▶️  Seguir adelante.
1. Clamemos a Dios ( Nehemías 4:4-9)
La oración no es la última alternativa, es la primera opción. Es poderosa, puede mucho. No significa resignación sino fe en acción.

2. Sigamos adelante (Nehemias 4:6) (Nehemias 4:14)
“continuamos con la reconstrucción y levantamos la muralla hasta media altura, pues el pueblo trabajó con entusiasmo”
Tomemos ánimo, sigamos adelante, no mirando lo que hace falta, sino lo que hemos avanzado, así sea poco es un avance, no abandonemos. Debemos enfocarnos en el panorama completo.

3. Conoce, recuerda y aprópiate de sus promesas: Su palabra está repleta de promesas poderosas que nos llenan de animo. (Salmos 46:1-7)

4. Llevamos la carga de otra persona. ( Nehemias 4:18- 23) Nehemias y el pueblo trabajaban defendiendo sus espaldas. Se cuidaban y animaban mutuamente.

La palabra de Dios nos invita a orar por las necesidades de nuestros hermanos, la decisión está en salir de nuestra auto compasión y abrir los ojos a las necesidades de quienes nos rodean. Hagamos a otros como queremos que nos hagan.

Versículos adicionales
2 Corintios 4:1
Por esto, ya que por la misericordia de Dios tenemos este ministerio, no nos desanimamos.

2 Corintios 4:16 por tanto no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día

Próximos Eventos

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…