Siendo parte de la solución (I) / Being part of the solution (I)

Estamos enfrentando un día a día complejo, lleno de situaciones que no podemos llevar sin el sostén del Señor. A continuación, tres distintivos que, como iglesia, brindarán apoyo a nuestras vidas y a quienes nos rodean:

 

  1. Aferrémonos a nuestra confesión de fe (Hebreos 10:23)

El versículo 23 nos anima a estar firmes en nuestra fe, en lo que hemos creído, es sencillo estar firmes en tiempos de bonanza, pero la audiencia original que recibió este mensaje era de creyentes nuevos, cristianos judíos, que por presiones externas estaban tentados a renegar de Jesús como Salvador.  

    • ¿Cuál es la confesión de tu fe? – Que si confesamos con nuestra boca que Jesús es el Señor y creemos en nuestro corazón que Dios le levantó de entre los muertos seremos salvos! (Romanos 10:8-9) y no importa lo que podamos confrontar mañana o el próximo mes, debemos estar 100% firmes en nuestra confesión de fe.

2. Consideremos cómo animarnos al amor y a las buenas obras (Hebreos 10:24)

La realidad es que el mundo no sólo necesita una iglesia que conozca y que permanezca en su confesión de fe, sino que va más allá, debe reflejarse en acciones, amor y buenas obras entre nosotros como cristianos; amor y buenas obras para TODOS los que nos rodean. La responsabilidad de animar ese amor es nuestra, no únicamente de los líderes y pastores, sino de cada uno de nosotros. Busquemos maneras creativas de mantener el amor y buenas obras en nuestras familias, comunidades e iglesias.

    • ¿Cómo animas a otros?

3. No dejemos de reunirnos(Hebreos 10:25)

Ciertamente, las presiones tanto sociales, políticas y culturales pueden ir poniendo un gran peso y volver incluso peligroso el reunirse en público. Al reunirnos física y públicamente hacemos una expresión de los que es la iglesia; es poderoso unirnos para adorar a Dios corporativamente sin distinción alguna. Ahora, ¿Qué es la iglesia? La parte más importante no es la reunión, sino el estar juntos, lo cual no requiere contacto físico sino unidad, somos un cuerpo en Cristo y somos hijos de Dios, salvos por su gracia, miembros de un solo cuerpo.

Tomemos pasos extras, la iniciativa; ser proactivos. Debemos hacer el esfuerzo de mantenernos conectados, por las vías que nos sean posibles, usando todas las herramientas que la tecnología nos permite, éste es el tiempo en que debemos unirnos más que nunca.

    • ¿Convives con otros a pesar de las circunstancias?

 

Reproducir vídeo

Próximos Eventos

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…