La fidelidad de Dios hacia Abraham/Dios Todopoderoso y su Pueblo

18/11/2018

La fidelidad de Dios hacia Abraham/Dios Todopoderoso y su Pueblo

Predicador:
Passage: Génesis 17:1-9, Romanos 10:17
Tipo De Servicio:

Pastor Todd nos sigue compartiendo sobre la serie "La fidelidad de Dios hacia Abraham" con el mensaje "Dios todopoderoso y su pueblo" 

Abraham y Sarai tratan de tener un hijo por su cuenta a través de la sierva Agar. Esta no era la promesa de Dios. Ellos entraron a un lugar donde no confiaron en Dios. El pasaje que veremos hoy sucedió 13 años desde que sucedió esto con Agar. El Señor se le aparece nuevamente a Abraham y le cambia el nombre y vemos más acerca de la promesa que le dió. Vemos que es Dios quien toma la iniciativa de buscar a Abraham, es Dios quien habla. Ya habían pasado 24 años desde que Dios le había dado esa promesa y nada sucedía. Romanos 10:17 nos dice que la fe viene de escuchar la Palabra de Dios; así que viene de la iniciativa de Dios y vemos que se le aparece a Abraham como el "Todopoderoso" - Shadai (este nombres es que Él es totalmente suficiente, es aquel que nos provee, aquel que comparte y derrama sus bendiciones, aquel que tiene el control de todo en sus manos, el soberano, es aquel que predomina cualquier otro poder). En este pasaje vemos como Abraham cae sobre su rostro y aquí vemos el poder de Dios. Dios nos pide caminar delante de Él, donde nos pueda ver y sabiendo que Él conoce todo de nosotros y aún con todos nuestros errores y luchas podamos caminar completamente nuestra vida de una manera abierta con Dios.

Aplicaciones

  1. ¿Quizás seamos como Abraham y pasamos por una temporada donde Dios no nos habla porque no hemos apartado de Él, pecamos y se interrumpe nuestro compañerismo con Dios? Debemos retornar a ese compañerismo, debemos entender a Dios como nuestro Shadai, el todopoderoso, el todo suficiente, que provee para nosotros en todo lo que necesitamos.

2. ¿Quizás no hemos entendido que el pacto que Dios hizo con nosotros jamás será quebrantado? Él nunca romperá su palabra, Él será nuestro Dios para siempre. Nosotros debemos arrepentirnos de nuestros pecados, nuestro rostro debe caer delante del Señor pero nunca perderemos nuestra salvación.

 

Topics:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *