Reuniéndote con Dios en la Oración (II Parte) / Meeting with God in prayer (II Part)

20/01/2019

Reuniéndote con Dios en la Oración (II Parte) / Meeting with God in prayer (II Part)

Predicador:
Passage: Génesis 18:9- 15
Tipo De Servicio:

Pastor Todd nos comparte a través de la Biblia, “La extraordinaria vida de oración de Abraham“.

Desde inicio de Génesis vemos que Dios le ha hablado a Abraham siete veces y era quién tenía la iniciativa en buscarle. Este encuentro de Abraham con la segunda persona de Jesús nos llama a tener una amistad con Él, a pasar tiempo con el amigo, a intimar y tener conexión con el amigo. Estuvimos examinando dos principios de la oración: Lugar de la oración y Postura de la oración; hoy veremos dos principios más.

Principios de la oración

  1. Lugar de la oración
  2. Postura de la oración
  3. Paradoja de la oración (Génesis 18:9) - La oración no es para Dios, es para nosotros mismos. Quizás nos preguntemos ¿Por qué tenemos que orar si Dios conoce la respuesta antes de que yo ore? Dios nos habla y pregunta aún cuando lo sabe todo, Él viene con tipo de conversación al estilo humano. En el versículo 13 vemos que el que visita es el mismo Dios. Cuando oramos procesamos lo que tenemos en nuestro corazón, nuestras preocupaciones y obtenemos su respuesta.
  4. Proceso de la oración (Génesis 18:10) - La oración es un proceso que involucra progreso. Nosotros crecemos en esta relación al conocerlo cada vez más a través de una relación. En Génesis 18:12 vemos que Abraham necesitaba conversar con Dios y no sabía como conducirse, pero Dios toma la delantera e inicia la conversación y empieza un progreso, que nos permite recibir información y sabiduría de Dios (Génesis 18:14-15). Recibimos información de como vivir nuestra vida, como criar a nuestros hijos, llevar nuestro matrimonio, entre muchas cosas más.

Al momento de orar es importante tener la Biblia. El Espíritu imprime en nuestro corazón respuestas de acuerdo a la escritura. La oración es un proceso de corrección en nuestra vida y un proceso para confesar nuestros pecados al Señor todos los días.

Topics: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *