De tal palo, tal astilla 2da Parte / Like Father like Son Part 2

28/07/2019

De tal palo, tal astilla 2da Parte / Like Father like Son Part 2

Predicador:
Passage: Génesis 26:12-33, Hebreos 10:19-24
Tipo De Servicio:

Bendición sustitutoria. Somos bendecidos sólo por y gracias a Jesucristo. Dios bendice a Isaac debido al amor que le tenía a su padre Abraham.

Debido a que somos bendecidos por Cristo podemos:

  1. Avanzar y dejar nuestros errores atrás - (Génesis 26:12-13). A pesar que Isaac miente y peca, Dios lo bendice por amor a su padre Abraham. Las bendiciones de Dios en nuestras vidas no están basadas en nuestra habilidad de hacer las cosas correctas o por nuestras obras. Dios nos bendice espiritualmente basado en Cristo y en lo que Él hizo. Somos bendecidos por Cristo, por el amor que Dios le tiene a Cristo.
  2. Dejar nuestras acciones mundanas atrás - A veces cuando alguien es bendecido sin habérselo ganado, pensamos que no es justo y no se lo merece y sentimos envidia. En estos momentos tenemos que recordar que cuando Dios nos bendice no es por nuestras obras, esa bendición es merecida por Cristo, quien dio su vida por nuestros pecados. Somos bendecidos en Cristo y debemos creerlo de corazón y en verdad, no hay nada que nosotros podamos hacer.
  3. Acercarnos a la presencia de Dios - Es importante el lugar: Isaac entró a la presencia de Dios. Dios había bendecido a Isaac por el pacto que tenía con Abraham y no estaba basado en lo que Isaac hiciera (Génesis 26:24). Isaac escucha la promesa del Señor y responde con cuatro acciones:
    • Construye un altar allí para adorar a Dios
    • Invocó el nombre del Señor
    • Plantó su tienda allí
    • Cavó un pozo allí, pues sabía que allí estaba la presencia del Señor. Cuando tenemos nuestro tiempo de oración con Dios, es un momento o lugar donde Dios nos habla y nos transforma.
  4. Movernos y tomar la iniciativa para influenciar a otros - ¿Cuánto valoro la presencia de Dios? (Hebreos 10:19-24). Entramos a la presencia de Dios sólo por lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz, por lo que estamos llamados a:
    • Exhortar a otros en la fe - Debemos motivarnos para buenas obras. Dios nos bendice para que seamos de bendición a otros.
    • Confesar nuestra fe

Debemos confiar en Jesús. Todo lo que necesito está en la Palabra de Dios que es vida y Él me dará esa vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *