Judá el apartado /Judah the departed (Parte II)

Continuamos con la historia de cómo Judá cayo por esta vía resbaladiza. Dios escoge a Judá como líder de la familia a pesar de ser el cuarto hijo de Jacob. Vemos en Judá un hombre, que cae, que lucha, como cualquiera de nosotros. Sin embargo, su historia termina en esperanza.

Puntos relevantes

  1. Judá decidió pecar
    Cada pecado que cometemos es una decisión. Judá se había apartado de la comunidad. El se puso en una posición vulnerable para pecar y adopta la manera de pensar y el sistema de personas que no adoraban a Dios.
    Sin ninguna influencia del mundo externo, de hecho nuestra carne tiende a pecar; pero hemos sido llamados a una vida santificada, por eso no debemos exponernos en lugares no adecuados.
    Judá hizo 2 decisiones pecaminosas:
    – Se casa con una cananea
    – Decide tener relaciones sexuales con una prostituta.
    Tomó estas decisiones basadas en las influencias que él tenía en su vida, que reforzaban los deseos de su carne.
    Debemos poder entender la realidad de las influencias y que somos vulnerables a ellas, pero la clave es ¿quién está influyendo a quien?. Debemos asegurarnos que como cristianos somos nosotros los que debemos influir al mundo.
  2. Judá le hecho la culpa a otra persona
    Muchas veces nos enfocamos en el pecado de otra persona, para que no se enfoquen en los nuestros.
    Judá tenía 3 hijos: (los dos primeros que hacían lo malo ante Dios, por lo cual les quitó la vida). Judá pensó que Tamar era la responsable de que sus dos hijos hubiesen muerto, al no darle a su tercer hijo Sela a Tamar, Judá estaba rompiendo la regla. Judá era el culpable del pecado al acostarse con una prostituta, pero él se enfoca en el pecado de Tamar.
    Muchas veces, nosotros cuando pecamos, empezamos a desviar el enfoque hacia el pecado de otras personas. Esta situación hace que continuemos pecando, pues no le damos importancia a nuestro pecado y ponemos el enfoque en el pecado del otro. (solemos ser criticones).
  3. Judá determina hacer lo correcto. (Génesis 38:25-26)
    Judá va donde está Tamar, en el momento donde la ejecutarían, quemándola. Ella enseño todo los objetos que tenía, diciendo que, el padre del hijo era el dueño de todas esas cosas.
    Judá identifica sus objetos y reconoce que Tamar era más justa que él. Esto es Arrepentimiento. ( Este es el hombre que había caído en tal inmoralidad y había tratado a esta mujer de manera dura. Judá reaccionó y entró en razón.)
    Ante esto Judá:
    – Judá reconoció la afrenta, confesó su pecado y se arrepintió de eso
    – Reconoció la bancarrota moral en la que se encontraba (Ella actuó de una manera más justa, el admitió que se había rehusado a darle su hijo Sela)
    – No volvió a tener más relaciones con ella. Tomó la decisión de no volver a hacerlo.

Esta historia termina con Esperanza. La clave fue la decisión de Judá. De su descendencia vendría Jesús, nuestro Salvador.
Judá significa Alabanza, recordamos al león de la tribu de Judá, a Jesucristo y que nosotros hemos sido justificados a través del él.

Para cada persona por la gracia de Dios hay esperanza, no importa cuanto haya pecado si se arrepiente y confiesa su pecado. CRISTO ES NUESTRA ESPERANZA.

Puntos de Aplicación

  1. Si no conoces al Señor Jesucristo como tu Señor y te sientes como Judá, alejado de Dios y en pecado, Debes arrepentirte y confesar tus pecados y poner la confianza en aquél que es justo, en Jesucristo.
  2. Para los creyentes, con luchas con el pecado y/o seducido por el mundo o sentimientos de autosuficiencia, Arrepentirse si tiene la actitud incorrecta hacia otras personas, criticando a otros o si se está dejando influenciar por las cosas del mundo.

Cualquier persona puede tener esa gracia del Señor. Somos débiles, podemos caer en una actitud en contra de otras personas o de pensar que somos autosuficientes.

Podemos meditar en este mensaje y reconocer cuando estamos cayendo en uno de estos pecados, y dar gracias por lo que Jesucristo hizo por nosotros, porque así como Judá fue perdonado, nosotros también podemos ser perdonados.

Próximos Eventos

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…