Lázaro enferma (Juan 11:1-16)

Desde la lectura de Juan 11:1-16

Tras el proceso de la muerte de Lázaro, podemos examinarnos e invitar a otros a examinarse con esta pregunta:
¿Has perdido a alguien este 2020 o has perdido algo en este confinamiento?
Así como Jesús dice en Juan 11: 14: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

Jesús amaba a Lázaro y a sus hermanas, estaba decidido a ir a verlo, pero sus discípulos tenían miedo de que él fuese otra vez a Judea: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?(Juan 11:8). A pesar de ello, siguió dispuesto, ya que él estaba confiado y, más que nadie, contaba con plena seguridad y conocía el futuro de Lázaro.

Jesús nos ama como amó a Lázaro, María y Marta. Él fue, es y será capaz de hacer lo que sea por nosotros. Aunque a veces no lo veamos y nos cueste entender sus mensajes (así como sus enseñanzas complejas que nos llevan siempre a escudriñar), él siempre utiliza y utilizará estrategias para acercarnos y buscarlo más. Es difícil comprenderlo, a veces pensamos “¿cómo es que Jesús me ama y me hace esto o me quita aquello?”. La verdad es que TODOS LOS DESIGNIOS DIOS SON PERFECTOS, TIENEN PROPÓSITO.

Próximos Eventos

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…