Regocijándonos en la imputación/Rejoicing in imputation

Así como nos gozamos en la gloria, el sufrimiento y la reconciliación, también podemos regocijarnos en la imputación. 

 
¿En qué consiste la imputación?
La imputación es la acción de imputar, de atribuir a alguien la responsabilidad de un hecho. 
 
¿Cómo se explica esta imputación?
Se puede ejemplificar con 3 cuentas bancarias: 
*-La cuenta de Adán:* nos transfiere su pecado. 
*-Nuestra cuenta:* transferimos todos nuestros pecados a Cristo. 
*-La cuenta de Cristo:* nos transfiere su justicia. 
 
Adán fue la primera cabeza federal, fue creado perfecto, así como el ambiente que habitaba; no obstante, pecó, no obedeció el pacto, su pecado y la consecuencia(muerte) se transfirieron a toda la humanidad.
 
Cristo, la segunda y real cabeza federal, recibió todos nuestros pecados y su justicia cumplió la última y gran imputación, la transacción superior, solo por la gracia de Dios (2 Corintios 5:21). 
 
Pecamos porque queremos pecar, no tenemos el poder para resistir, estamos bajo condenación, pero la gracia de Dios es grande y su imputación superior. Somos perdonados, no por nuestras obras, sino por el precio que pagó Cristo en la cruz.
 
¡Gracias a Dios por imputar su justicia!

Próximos Eventos

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…