Las siguientes tres declaraciones son la sangre de Vida de la La Comunidad Bible Church. Estos tres valores esenciales informan y determinan todo lo que hacemos como iglesia.

Conectados a CRISTO: Juan 15:7

En el nivel fundamental de nuestra identidad no somos simplemente gente que va a la iglesia, primeramente y más importante somos niños de DIOS que asistimos a la iglesia como un reflejo de este entendimiento y como una oportunidad de compartir la experiencia de ser niños de DIOS con otros que también son sus niños.

Comprometidos con otros: Filipenses 2:4; Efesios 4:2-3

En La Comunidad Bible Church todo se trata de construir relaciones.  Queremos crear una atmósfera en la cual nos servimos los unos a los otros, compartimos los unos con los otros, nos enseñamos los unos a los otros, nos corregimos los unos a los otros y nos amamos los unos a los otros.

Esto es lo que JESUCRISTO demostró en su relación con sus doce discípulos y lo que ÉL les ordenó hacer como la verdadera esencia de la Gran Comisión para hacer discípulos a través de relaciones.

Contribuyendo al Mundo: Mateo 28:19-20

Ser parte de una Iglesia Bíblica no se trata solamente de presentarse o de ser un espectador.  Hay un gran mundo que alcanzar para CRISTO.

Cuando decimos contribuyendo al mundo estamos hablando acerca de tu ministerio, tu llamado y tu visión, lo cual es una variación de la Gran Comisión, como lo es para todos los creyentes.

Queremos crear y estimular oportunidades para que te involucres con manos reales en el ministerio fuera de las cuatro paredes de la iglesia.

Próximos Eventos

2022 agosto

Últimos Mensajes

Síguenos en Instagram…

Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30)
Pastor: Luciano Díaz

1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible.
Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu.

Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión.

2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9).
Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra.

3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió.
Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia.

4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
Religión y Relación (Juan 4:3-30) Pastor: Luciano Díaz 1. A Jesús le era necesario pasar por Samaria. (Juan 4: 3-6). Era algo inexcusable, imprescindible. Jesús tenía que cumplir una misión, llevar el Evangelio al pueblo de Samaria (Juan 3:16). Había otras formas de ir a Galilea, sin pasar por allí. La mujer con la que debía encontrarse era de mala reputación, su misión era ganar esa alma. Uno de los propósitos de Jesús al venir a este mundo era dar las buenas nuevas a los pobres (Lucas 4:18). Hay mucha gente que tiene todo, pero son pobres en espíritu. Nadie de nosotros pidió nacer en nuestras familias, pero era necesario ¿Por qué? Para cumplir los propósitos de Dios. Era necesario que vivieras en este país. Dios te puso en este lugar para cumplir una misión. 2. Que la religión y tradición no te impidan evangelizar. (Juan 4: 7-9). Jesús era judío, había una tradición que decía que los judíos no podían pasar por Samaria porque estaba contaminada. Él rompe esas barreras. No permitas que la religión y la tradición te impidan llevar el Evangelio. La religión no salva, divide. Solo Cristo transforma nuestras vidas, y si lo amas predicas su Palabra. 3. El rechazo…La ignorancia de la mente humana (Juan 4:10-18): Cuando Jesús le dice a la samaritana “si conocieras el don de Dios”, le estaba diciendo “si conocieras el regalo que Dios te está dando”. Juan 4:10. Ella no había entendido todavía el mensaje. La mujer samaritana seguía la tradición (Juan 4: 12). Dios le habló en su corazón y luego ella le siguió. Dios escogió a Israel como su pueblo. En el Antiguo Testamento, solo los sacerdotes podían entrar al templo y ofrecer sacrificios. Cuando Jesús muere en la cruz y dice “Consumado es”, el velo del templo se rasgó y hoy en día nosotros podemos entrar al Trono de la Gracia. 4. La verdadera adoración, en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:19-30): Adorar en verdad es cuando nuestra mente está bien informada de quién es Dios. (Juan 4:23). Hemos sido llamados para hacer la diferencia. Cuando la mujer samaritana entendió estos puntos se levantó, dejó el cántaro y corrió, llamó a la gente y allí se fundó la primera comunidad en Samaria. Las cosas materiales no traen felicidad
hace 4 días
View on Instagram |
1/3
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58)

¿Qué es la adoración?
Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas:
-El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”.
-El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”.
-El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”.

Veremos 3 puntos sobre la adoración:

1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo.
 * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada.
 * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 

2.	El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente.
 * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón.

3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
Verdadera Adoración (Isaías 58) ¿Qué es la adoración? Del latín - “acción y efecto de rendir culto a Dios” y es fruto de la suma de tres partes delimitadas: -El prefijo “ad-”, que es equivalente a “hacia”. -El verbo “orare”, que significa “expresarse”, “dar un discurso” o “rendir culto a Dios”. -El sufijo “-cion”, que puede traducirse como “acción y efecto”. Veremos 3 puntos sobre la adoración: 1. Adoración superficial es sinónimo de incoherencia (Isaías 58:3-5). El pueblo de Israel creía que adoraban a Dios de la forma correcta, pero el Señor sabía que lo estaban haciendo bajo sus propios intereses. Dios no nos dice que no ayunemos, más bien se refiere a las verdaderas intenciones en nuestros corazones al hacerlo. * Síndrome de incoherencia- Cosa que contradice a otra, o no guarda con ella una relación lógica, no se puede comprender su significado. El pueblo de Israel decía una cosa y hacía otra (ayunaban, oraban, iban al templo, creían que hacían todo bien; pero la actitud del corazón no era la correcta). Así nosotros, queremos hacer las cosas bien; hacemos las cosas que Dios nos pide, pero la actitud del corazón es la equivocada. * Síndrome confusional agudo (Delirium) – es uno de los trastornos cognitivos del anciano. Haciendo una analogía, este síndrome afecta a personas mayores en la Fe, que se alejan de Dios después de 30 o 40 años de conocerle; pero la buena noticia es que es reversible a través de una relación con Dios. 2. El carácter de la verdadera adoración se convierte en misión - Ayuno del hebreo - día para afligir el alma y arrepentimiento de pecados. El ayuno no se debe hacer para extorsionar a Dios pidiéndole algo a cambio. El verdadero ayuno es cuando nos sometemos al Señor todopoderoso, nos ponemos de acuerdo con Él, le pedimos perdón por nuestros pecados y nos arrepentimos por amor a Él. Isaías 58:6-12 nos habla que el ayuno debe hacerse con un corazón transparente. * Adorar es servir, dar, dar tiempo y hacerlo con una buena disposición del corazón. 3. Descansar es también Adorar (Isaías 58:13-14). El día de reposo es el día del Señor, para el descanso y la adoración. Guardamos este día para buscarlo y pasar tiempo en su presencia
hace 2 semanas
View on Instagram |
2/3
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros

El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre.

Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad
Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3

Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos:
1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad 
- Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos
- Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8

2. Estar presentes
- Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles.

3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos
- Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28
- En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7
- Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16

4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta
- Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia
- Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad.
- En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1

5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos
- Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino.
- La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
Levantando una generación de hijos bíblicamente maduros El propósito de Dios que es podamos ser maduros a través de un proceso y llevarnos a la medida de Jesús. La madurez se evidencia a medida que una persona no actúa por miedo sino por amor, respeto y honra al Padre. Jesús fue a la cruz no por temor sino por amor, amor al Padre y a la humanidad Dios nos da herramientas bíblicas con su propio ejemplo para que podamos desarrollarnos y madurar saludablemente y nos acompaña en el proceso de crecimiento. Los hijos son un regalo de Dios. Salmo 127:3 Veremos 5 puntos repetitivos del patrón que Dios utilizó con sus hijos: 1. Debemos proveer a nuestros hijos un lugar placentero y seguro donde puedan crecer y desarrollarse con seguridad - Proveer el oasis y ambiente para poder acompañarlos - Dios preparaba el camino y el lugar para sus hijos. Génesis 1:1-25, Éxodo 3:8 2. Estar presentes - Como padres, la Biblia nos llama a balancear trabajo y pasar tiempo con los hijos. Génesis 3:8, con Moisés Éxodo 3:12,13:21, Éxodo 29:45-49 vemos a Dios acompañándoles. 3. Aspirar a grandes cosas para nuestros hijos - Dios deseaba que los seres humanos llenaran la tierra y lo convirtieran en santuario. Génesis 1:28 - En el caso del pueblo de Israel era llevar la luz y el mensaje a todos las naciones. Isaías 42:6-7 - Con Jesús, Dios tenia un propósito ambicioso: Ser luz y sal, el vínculo para el perdón de los pecados de toda la humanidad. Juan 3:16 4. Formar el carácter de nuestros hijos a través de información completa y reglas de conducta - Orientar a nuestros hijos no solo en aspiraciones sino también en ética basada en la Biblia - Ponerles correcciones, de ser necesario al ver desvío. Esto implica reglas y límites, ya que los niños no saben balancear su deseo con la verdad. - En la disciplina las pequeñas cosas son importantes. No puede haber disciplina si no hay amor. Efesios 6:1 5. Debemos ser los principales predicadores y discipuladores de nuestros hijos - Hay que predicar el evangelio. La iglesia es un apoyo. Esto quiere decir que como padres debemos iniciar el camino. - La mayor ambición para nuestros hijos sean cristianos y lleguen a conocer a Jesús. Mateo 26:16
hace 3 semanas
View on Instagram |
3/3