Buscando justicia / Seeking justice

15/07/2020

Buscando justicia / Seeking justice

Predicador:
Passage: Romanos 13:1-7, Daniel 3, Daniel 6, 1 Pedro 2: 11-17
Tipo De Servicio:

En el mundo que vivimos, con las noticias que recibimos, tanto en nuestros países como a nivel mundial, debemos tener las reacciones y respuestas correctas ante los gobiernos, comprendiendo que las decisiones desde la autoridad nos afectan de una u otra manera.
¿Qué respuesta debemos tener de acuerdo a Las Sagradas Escrituras?

Algunas de las preguntas más comunes que podemos formular actualmente son:
¿ Nuestros gobiernos de manera corrupta, se están aprovechando de esta pandemia? ¿Nuestros gobiernos están realmente buscando quitar nuestros derechos? ¿Están tomando las decisiones correctas en cuanto a la economía? ¿Realmente hacen suficiente para cuidar a la población o están exagerando?

Podemos comenzar preguntándonos lo siguiente: ¿cómo sería esta situación sin un gobierno o autoridades? ¿Hay alguna manera de encontrar que las autoridades rindan cuentas? Y más personal aún ¿Yo, como cristiano, qué posición tomo ante todo esto?

La Biblia nos da respuestas claras, con un acercamiento balanceado; lee Romanos 13:1-7

  1. Debemos someternos a Dios: Estar en sometimiento, porque los gobiernos, que están al servicio de Dios y para castigar al que hace lo malo.
    ¿Qué pasa cuando ocurre al revés y empieza a estar al servicio de los malos y a castigar al bueno? Entonces, es momento de pararnos firmes. Ejemplo leer Daniel 3 ; Daniel 6
    ¿Se resistió Daniel y sus amigos de forma violenta? ¿Se resistieron de manera irrespetuosa? ¿Gritaron, destruyeron o asesinaron por defender su creencia?
  2. El gobierno es siervo de Dios: los gobiernos han sido establecidos por Dios, cumplen los objetivos de Dios de una manera u otra. No es sencillo vivirlo, pero el Espíritu Santo nos enseñará en qué momento resistir o no. Lee 1 Pedro 2: 11-17
  3. Respeta al gobiernos por causa de tu conciencia: como cristianos no debemos formar parte de protestas que conlleven un lenguaje despectivo o acciones de violencia pues el Espíritu Santo no nos llevará a la vía de la violencia o el desorden.

Debemos tomar un momento y meditar de manera honesta: ¿Estoy siendo parte de la solución o parte del problema? ¿Ejecuto de forma sabia acciones para denunciar las injusticias? ¿ mis comentarios y conversaciones le ponen más leña al fuego o llevamos la luz de Dios? ¿Demostramos con nuestras acciones que la salida y esperanza no viene de una salida política o gubernamental sino del Reino de Dios y su justicia? ¿Estoy predicando el mensaje de Salvación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *